lunes, 3 de junio de 2013

INDEMNIZACIONES EN TIEMPOS DE CRISIS

Iniciamos con este comentario, unas breves orientaciones a nuestros clientes que a través de la revista LA BRÚJULA  nos visiten. Comentarios políticamente incorrectos, pero todos contrastados con la experiencia de 17 años como asesor jurídico en el mundo del seguro y de los accidentes de tráfico.

En los últimos años, las entidades aseguradoras al amparo de la "crisis" se han aprovechado para ofrecer indemnizaciónes inferiores a las que legalmente  corresponden, ayudadas por el lento  funcionamiento  de los juzgados.La imposición es tan sencilla como  o cobras lo que te ofrezco  o a esperar al juzgado.

Pero transacción amistosa, no significa que uno impone y el otro acepta. Parece, a veces, que tienes que pedir perdón por solicitar lo que legalmente te corresponde y que eres muy exigente por no aceptar la imposición aseguradora y acudir a los tribunales, los cuales colapsados por los accidentes de tráfico , ven en las denuncias, no a un perjudicado que acude en auxilio a la justicia, sino a un número más en su estadística y que eliminan con la despenalización encubierta del art. 621 Código Penal, para archivar por intervención mínima y dictar el auto de cuantía máxima.

Sin embargo, el correcto asesoramiento jurídico, conocedor de la tramitación tanto amistosa como judicial , es la que obtiene  una indemnización más ajustada a la ley en favor del perjudicado. No hay que olvidar, y muchos sólo se preocupan de llegar a acuerdos rápidos para cobrar sus minutas sin importarles los clientes,   que estamos hablando de lesionados que han sufrido un perjuicio, y que partiendo de la premisa " que el dinero no da la salud",por lo menos que les indemnicen lo que les corresponde.

Y ésta es la base del trabajo de este despacho profesional , el interés del cliente, del perjudicado. Por ello con la libre designación de profesional al amparo de la COBERTURA DE DEFENSA JURIDICA , el perjudicado cuya póliza se lo permita y dentro de los límites de la misma,  puede designar a este Letrado para su asesoramiento jurídico y transar amistosamente cuando corresponda o acudir al juzgado cuando sea viable la reclamación pretendida. Pacta y paga un servicio profesional con plena garantía de profesionalidad.