miércoles, 9 de noviembre de 2011

EL FUTURO PRESENTE JUDICIAL MEDIOS DE PRUEBA

Se celebra bajo el Título “VALORACIÓN DEL DAÑO. ÚltimasTendencias” el X ANIVERSARIO ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE ABOGADOS DE RC Y SEGURO MADRID 17 y 18 de Noviembre de 2011.
Esta efeméride me sirve para reflexionar sobre la situación actual de los que llevamos, más de 10 años en la materia de la responsabilidad civil y seguro, batallando en los Juzgados.
Atrás queda la disparidad de resoluciones de los órganos judiciales en cuanto a las indemnizaciones y aplicación del Baremo, hoy en día la lucha es la inamovible disparidad de criterios de los Médicos Forenses, los cuales bajo el paraguas de los Institutos de Medicina Legal, no alcanzan el grado de estudio y especialidad deseables.
Lejos también queda la lucha de los intereses , resuelto por el Tribunal Supremo.
Hoy , aunque siempre ha existido, pero incrementado por la crisis económica, nos encontramos con el FRAUDE en la simulación de accidentes, la clara agravación de sintomatologías con la intención de influir en el criterio diagnóstico asistencial, alargamiento d procesos de rehabilitación, y dejación de funciones por los Médicos forenses al limitarse a copiar los informes médicos.
No es exagerado indicar, la actual dejación de la función jurisdiccional de los Juzgados de Instrucción, que metidos en la dinámica de las estadísticas y el colapso por la gran cantidad de denuncias de accidentes de tráfico deben de soportar, en criterio real de alivio de carga judicial, acuden al principio de intervención mínima para archivar las causas, dictar el correspondiente AUTO DE CUANTIA MAXIMA, y trasladar vía ejecución de títulos judiciales a la jurisdicción civil, la discusión probatoria del accidente de tráfico y sus consecuencias, el parece ser irrisorio NEXO CAUSAL y molesto empecinamiento de discutir el montante indemnizatorio.
Para los entendidos, discutir hoy en día la BIOMECANICA del accidente en un juicio ejecutivo, es una lucha titánica con resultado cierto. Los jueces de la jurisdicción civil ya se han dado cuenta del regalo de los jueces de instrucción, y ya están tomando cartas en el asunto con sus resoluciones.
La solución pasa bien por la supresión del AUTO DE CUANTIA MAXIMA y el llamado juicio ejecutivo del automóvil , o la lucha continua, sin desánimo, del jurista de los fundamentos jurídicos de su postura en el pleito.
La responsabilidad civil no se acaba en los accidentes de tráfico, en el resto de reclamaciones, el panorama actual se lo lleva el poco rigor de los INFORMES PERICIALES y la cualificación del perito, incidiendo su nula capacitación forense.

Tenemos pues pleitos para rato y un entretenido campo del derecho para los que nos dedicamos a la responsabilidad civil y seguro.Hasta el XX ANIVERSARIO